Projectos Calacaloca

Branding para la compañia CalacaLoca y diseño e ilustración del afiche para la obra Angelito.

  • Rito por Angelito:

El rito por Angelito, se celebraba hace unas décadas atrás, en distintas partes de Sudamérica, este rito tiene distintos nombres y características particulares en cada región, en cada país. Se cree que el rito viajo desde Africa a España (Andalucía) y llego a América con la colonización donde se mezcló con las tradiciones indígenas. El rito consistía principalmente en la manifestación fúnebre que se celebraba cuando un niño menor de siete años moría. La comunidad que lo rodeaba le preparaba una fiesta, en donde a la única que se le permitía llorar es a la madre. Los invitados debían celebrar con chicha, comida, baile, cantos y guitarras. Esto era para ayudar al niño llegar al cielo en donde estará protegido por dios y sus parientes muertos. En este viaje el niño se transforma en un Angel, orgullo para toda la comunidad. Pese al dolor que acompaña a los comensales y a los familiares el funeral se convierte en una fiesta. Para ambientar más la celebración se preparaba a la guagüita en un altar en donde se la vestía de Angelito, con alitas se lo sentaba en una silla y se decoraba el comedor con flores y guirnaldas. El espacio debía estar casi vacío solo se permitía el altar, algunas sillas para los cantores y para los invitados. En Santiago de principios del siglo xx, los campesinos dejan el campo para buscar una fuente económica en la ciudad. Se forman getos en donde la pobreza era cotidiana, con ello las enfermedades y la muerte de niños pequeños. En estas zonas el rito del Angelito fue una celebración muy cotidiana, no solo por ser una tradición popular, sino porque en la época la mortalidad infantil era muy alta a causa de la pobreza, las diferencias sociales, y la falta de políticas de salud pública. Como forma de control a esta situación que comenzó a volverse caótica, se aplicaron normas sanitarias que obligaron a prohibir el rito.